Presentación

buscar

 

Búscar una palabra o pasaje en la Biblia






BibleGateway.com



Poner este Gadget en su página


 

Texto Libre

Sindicación

  • Flujo RSS de los artículos

overblog

PENSAMIENTOS

Por antonio tapia
Thursday 13 february 2014 4 13 /02 /Feb /2014 19:33

 

 

¿De que servirá la sal, si pierde su sabor?. ¿Si no sirve para salar, para nada sirve qwue hacer con ella?. Habrá que tirarla, será tirada y despreciada. Nacemos “sal”, una sal portadora de sabor, con la que deberemos salar la tierra, una sal que son los frutos y dones que nos da el Espiritu Santo para que al igual que los Apostoles vayamos esparciendo la palabra de Dios, pero si quienes tenemos ese mandato de Dios, en algún momento de nuestra vida, perdemos esa sal, la quitamos el sabor con malos hechos, de que servirán nuestras palabras. No calaran hondo en las demás almas. Nadie da lo que no tiene. Deberemos partir nuevamente por medio del sacramento de la reconciliación. Dios nos da esa opción, para que cuando llegue ese día no seamos pisoteados como polvo de la tierra.

Muchas son las cosas que quitan el sabor de esa sal: los atractivos que nos ofrece el mundo, que aunque no lo creamos, es uno de nuestros enemigos potenciales, porque los atractivos que nos pone ante nuestros ojos, son precisamente los que nos separan de la Ley de Dios, de la Ley Natural o Divina que Dios nos da para regir nuestra vida por el camino perfecto.  La falta de formación, que nos hace perder el contacto con Dios, porque la formación cristiana hace que no perdamos el contacto con El. El alejamiento de los sacramentos: penitencia y eucaristía y la oración; el abandono del prójimo…

No podremos salar  con obras buenas, si caminamos por el camino torcido. O estamos con Dios o contra Dios, no existe un termino medio. No podemos dejar de ser “ sal de la tierra ni luz del mundo”. Después de lo que el Señor ha hecho por nosotros, además de un pecado, será una falta de lealtad hacia nuestro Señor. Debemos de ser leales a la Patria, a nuestra  Nacion, a nuestra Bandera, como españoles, si lo rchazamos y la fidelidad va hacia otra nación extraña u otra bandera, seremos unos vulgares traidores, sin honor, sal sin sabor y Candil sin luz.

Recojamos aquellas palabras del Monte de las Bienaventuranzas, donde se recoge el camino directo hacia Dios, al final de esta vida. no cedas, si tienes la desgracia de torcer tu camino, el Señor, Maria y San Jose cuidaran de sacarte de las tinieblas.

UOD SI SAL EVANUERIT, IN QUOD SALIETUR? ¿De que servirá la sal, si pierde su sabor?. ¿Si no sirve para salar, para nada sirve qwue hacer con ella?. Habrá que tirarla, será tirada y despreciada. Nacemos “sal”, una sal portadora de sabor, con la que deberemos salar la tierra, una sal que son los frutos y dones que nos da el Espiritu Santo para que al igual que los Apostoles vayamos esparciendo la palabra de Dios, pero si quienes tenemos ese mandato de Dios, en algún momento de nuestra vida, perdemos esa sal, la quitamos el sabor con malos hechos, de que servirán nuestras palabras. No calaran hondo en las demás almas. Nadie da lo que no tiene. Deberemos partir nuevamente por medio del sacramento de la reconciliación. Dios nos da esa opción, para que cuando llegue ese día no seamos pisoteados como polvo de la tierra. Muchas son las cosas que quitan el sabor de esa sal: los atractivos que nos ofrece el mundo, que aunque no lo creamos, es uno de nuestros enemigos potenciales, porque los atractivos que nos pone ante nuestros ojos, son precisamente los que nos separan de la Ley de Dios, de la Ley Natural o Divina que Dios nos da para regir nuestra vida por el camino perfecto. La falta de formación, que nos hace perder el contacto con Dios, porque la formación cristiana hace que no perdamos el contacto con El. El alejamiento de los sacramentos: penitencia y eucaristía y la oración; el abandono del prójimo… No podremos salar con obras buenas, si caminamos por el camino torcido. O estamos con Dios o contra Dios, no existe un termino medio. No podemos dejar de ser “ sal de la tierra ni luz del mundo”. Después de lo que el Señor ha hecho por nosotros, además de un pecado, será una falta de lealtad hacia nuestro Señor. Debemos de ser leales a la Patria, a nuestra Nacion, a nuestra Bandera, como españoles, si lo rchazamos y la fidelidad va hacia otra nación extraña u otra bandera, seremos unos vulgares traidores, sin honor, sal sin sabor y Candil sin luz. Recojamos aquellas palabras del Monte de las Bienaventuranzas, donde se recoge el camino directo hacia Dios, al final de esta vida. no cedas, si tienes la desgracia de torcer tu camino, el Señor, Maria y San Jose cuidaran de sacarte de las tinieblas.

Por antonio tapia
Tuesday 24 december 2013 2 24 /12 /Dic /2013 10:45

JUAN EL BAUTISTA 2

Herodes  En efecto, el propio Herodes había mandado prender a Juan y le había encadenado en la cárcel por causa de Herodías, la mujer de su hermano Filipo, a la cual Herodes había tomado como mujer. 18 Juan decía a Herodes: No te es lícito tener a la mujer de tu hermano. 19 Herodías le odiaba y quería matarlo, pro no podía: 20 porque Herodes tenía a Juan, sabiendo que era un varón justo y santo, y le protegía; y al oírlo tenía muchas dudas, pero le escuchaba con gusto. 21 Cuando llegó un día propicio, en el que Herodes por su cumpleaños dio un banquete para sus magnates, a los tribunos y a los príncipes de Galilea, 22 entró la hija de la propia Herodías, bailó y gustó a Herodes y a los que estaban a la mesa. Dijo el rey a la muchacha: Pídeme lo que quieras y te lo daré. 23 Y lo juró varias veces: Cualquier cosa que me pidas te daré, aunque sea la mitad de mi reino. 24 Y, saliendo, dijo a su madre: ¿Qué he de pedir? Ella dijo: La cabeza de Juan el  Bautista. 25 Y al instante, entrando de prisa donde estaba el rey, pidió así: Quiero que en seguida me des en una bandeja la cabeza de Juan el Bautista. 26 El rey se entristeció; pero, a causa del juramento y de los comensales, no quiso contrariarla; 27 y, enviando un verdugo, el rey mando traer su cabeza. Aquel marcho y lo decapitó en la cárcel, 28 y trajo su cabeza en una bandeja, y la dio a la muchacha, y la muchacha la entregó a la madre. Cuando se enteraron sus discípulos, vinieron, tomaron su cuerpo y lo pusieron en un sepulcro.  

 Juan Bautista era un hombre justo, se nos dice. La palabra justo, se refiere a un hombre bueno, lleno de santidad. Predicaba a cada uno lo que necesitaba; por eso a Herodes le repetía continuamente su situación anómala. Herodes sentía por él un profundo respeto dada su valentía y sencillez. 

 Herodes Antipas era el tercer hijo de Herodes, fue tretrarca  de Galilea. Construirá la capital en la orilla del lago en la ciudad de Tiberiades. Poseía un carácter violento y tiránico como su padre. Contraerá matrimonio con Herodías, la mujer de su hermano Filipo, considerado como el mejor de los hermanos. Bajo su tretrarcado Juan el Bautista será ejecutado por decapitación en los calabozos de la prisión del palacio de Herodes, tal como hemos leído en el pasaje de San Marcos. 

 Herodes será desterrado por Calígula, emperador de Roma, a la Galia, a la ciudad de Lión en el año 39 d. C.  Del pasaje del martirio de Juan el Bautista sacamos entre otras dos importantes consecuencias. La primera de ellas, la fidelidad en la defensa de los valores que envuelven nuestra fe. Muchas veces los respetos humanos y el miedo a molestar a los demás, hacen que silenciemos la verdad, cuando realmente el deber es el de corregir con la atenta mirada con que el Señor nos ha enseñado: con cariño. 

 La segunda consecuencia que sacamos es la ilicitud de los juramentos que se apoyen en hechos ilícitos. Sabemos que ni debemos prometer, y ni mucho menos jurar. De hacerlo estamos obligados a cumplir la palabra empeñada. Y que siempre que juremos o prometamos, deben ir acompañadas de la auténtica verdad. El caso de Herodes es el juramento del cumplimiento de un hecho ilícito, la muerte de un hombre. En este caso, tal como nos lo enseña San Pío X en su Catecismo no debe cumplirse el juramento, cuando nos dice: “no solo no estamos obligados, cuanto que pecamos haciéndolo como casos prohibidos contra la Ley de Dios o de la Iglesia”

 

 

 

 

 

 

Por antonio tapia
Tuesday 24 december 2013 2 24 /12 /Dic /2013 07:39

   “ Después de haber sido apresado Juan, llegó Jesús    a Galilea, predicando el Evangelio de Dios,  y diciendo:    El tiempo está cumplido y está cerca el Reino de Dios;    Haced penitencia y creed en el Evangelio”     

 Juan el Bautista había sido apresado por orden de Herodes Antipas, hijo de Herodes el  Grande. Herodes Antipas mantenía relaciones adúlteras con Herodías, esposa de  Filipo su hermano. Esta relación ilícita era continuamente reprochada por Juan el Bautista, que por respeto o por temor a la reacción de los seguidores del Bautista no se atrevió, hasta entonces, a apresarlo; pero ante las continuas insistencias de  Herodías, accede y da orden de apresarlo y confinarlo en la fortaleza de Maqueronte. Podemos leer en San Marcos la actitud de Herodías: “le odiaba y quería matarle, pero no podía, porque Herodes temía a Juan, sabiendo que era un hombre justo y santo, y le protegía” (MC 6,19-20). 

 Pero si la voz de Juan el Bautista había sido silenciada públicamente, ahora comienza a oírse otra voz que llegará a todos los confines del mundo, y seguirá llegando hasta el fin de los tiempos: la Voz del Señor, la Palabra de Dios y el Ejemplo hecho carne. Jesucristo no comienza con suavidad, sino que desde el principio va a marcarnos un camino de exigencia: Haced penitencia y creed en el Evangelio. Nos habla de conversión y  de penitencia, y además que todos creamos en el Evangelio, en la Buena Nueva que ha venido a traer. 

 Esta petición que hace el Señor  está relacionada con  el aviso, la primicia que hace: está cerca el Reino de Dios. Para poder recibir el Reino de Dios es preciso la conversión  y la penitencia; el volver la cara a Dios, junto con las obras. Juan el Bautista predicaba un bautismo de penitencia, Jesús viene a exigirla, como medio fundamental para alcanzar el Reino de Dios. Esta conversión no es otra que el cambio de vida del hombre hacia Dios,  no sólo para los hombres y mujeres de aquella época, sino para todos hasta el final de los tiempos; pero esa conversión debe llevar unida la creencia en el Evangelio; y creer es aceptar. 

 En la magistral oración que Jesús nos enseña: el Padre Nuestro, pedimos como segunda petición: Venga a nosotros Tu Reino, (adveniat regnum tuum!. La Iglesia desde entonces pide unida la Venida del Reino de Dios. 

 En el  N.T. encontramos un total de 122 veces: Reino de Dios, con lo cual se nos hace ver su importancia. No estás ahí puesta por casualidad, por lo que si el Evangelio tiene como Centro a Jesucristo, el núcleo  central del mensaje es la Venida del Reino de Dios.  

 Respecto al Reino de Dios veamos que se nos dice: 

 San Cipriano: “pedimos que venga su reino: el que Dios nos ha prometido. Conquistado con la sangre y la pasión de Cristo, para que nosotros, que ahora, en esta tierra le hemos servido, reinemos con Cristo en la otra vida” 

 San Crisóstomo  nos dice que “quien se consagra a Dios y a Cristo no desea el reino de esta tierra, sino el del Cielo” 

             San Agustín nos dice que “ se trata del reino que vendrá al final (...) ¿qué reino pides que venga? Aquel del que está escrito en el Evangelio: venid, benditos de mi Padre, recibid el reino que ha sido preparado para vosotros desde la fundación del mundo” 

 Con el comienzo de la Predicación del Señor, acaba una época de espera y da comienzo a otra de esperanza y de dicha por el anuncio que nos hace de la venida del Reino de Dios, para el que hay que prepararse e implicarse en una conversión de corazón y de penitencia y de aceptación del Evangelio. 

   Al comienzo de este primer capítulo podíamos leer: "Comienzo del Evangelio de Jesucristo"  (MC 1,2). Ahora leemos: "Llegó Jesús a Galilea predicando el Evangelio de Dios" (MC 1,14). Con esta afirmación, el Evangelista San Marcos está haciendo hincapié en la divinidad de Jesucristo. Jesucristo es verdadero Dios y verdadero Hombre. 

 También leemos otra frase del Señor: "El tiempo se ha cumplido" (MC 1,15). Con estas palabras Jesucristo viene a decir que la larga espera del pueblo judío ha llegado a su fin e invita a la penitencia y a la conversión  como condición para poder recibir el Reino de Dios. 

 "El tiempo se ha cumplido”; parece una frase amenazadora, de desesperanza y sentenciosa, pero es todo lo contrario, pues trae consigo  el cumplimiento de toda una promesa que había sido anunciada con anterioridad por los profetas y en la que el pueblo elegido descansaba en la esperanza.  “Tiene dos sentidos principales: la acción de Dios sobre la humanidad (reinado); y la humanidad sobre la que Dios reina (reino)... En el Evangelio “el reinado de Dios” se realiza en vida del individuo por la comunicación del Espíritu Santo; “el reinado de Dios”, realidad social, ase va construyendo con lo que lo han recibido”.     

Por antonio tapia
Monday 23 december 2013 1 23 /12 /Dic /2013 07:32

 En varios momentos del evangelio de San Marcos hemos visto la importancia que da el Señor a la Oración. La forma, filial, con la que se dirige al Padre; las formas de oración: de petición y de acción de gracia, de suplica y de sometimiento a la Voluntad del Padre. El Señor nos transmite con su ejemplo la vital importancia de la oración. 

 Pero la oración no es solo un acto de amor, sino también una actitud de fe del orante y así nos dice Jesús: “ Todo cuanto pidáis en la oración, creed que ya lo recibisteis y se os concederá” (Mc 11,24) El Señor sabe que frágil es la fe y lo pronto que somos a desesperarnos cuando no recibimos una u otra gracia al momento de pedirla. En la oración el  amor y la fe van íntimamente unidas. Al acercarnos al Padre para hablarle, estamos mostrándole un reconocimiento de amor filial, y en nuestras palabras ponemos la fe, sabedores que El está escuchándonos.  

 ¿Quiénes deben de orar?. La respuesta es todos, lógicamente, pero con más fuerza debemos abrazarnos a ella los que somos más frágiles; es decir quien sabe que su fe es quebradiza como un cuenco de arcilla; quienes caemos en los embates de las tentaciones. El santo, utilizará la oración, para mantenerse en esa santidad y poder hacer frente a las  insidias del maligno; los pecadores, para solicitar a Dios la fuerza necesaria para volver a su amistad. El Señor nos dice que todos debemos utilizar este acto de piedad filial; no pone barreras, dice tajantemente : “cualquiera” (Mc 11,23). 

 A la oración debemos acercarnos con fe, como si lo que pedimos ya nos hubiera sido dado por el Padre. Sin recelos. Sabe el Señor como de frágil es nuestra fe; pero nos pide un pequeño esfuerzo. 

 Santa Teresa de Jesús se dirigía así al Señor, arrojando sobre nosotros una luz, que disipe cualquier duda: “¡Oh Señor mío!, ¿por ventura será mejor callar con mis necesidades esperando que vos las remediéis? No, por cierto; que Vos, Señor mío y deleite mío, sabiendo las muchas que había de ser y el alivio que nos es contarlas a Vos, decís que os pidamos y que no dejareis de dar”.  

El Señor sabe cuales son nuestras necesidades, y bien podría solucionarlas sin que nosotros se lo pidamos; pero el ejercicio de la oración es un bien para el alma, pues el contacto con el Padre es un bien efectivo para el alma, tanto del que vive en gracia como para el que vive en pecado; a uno le hace seguir por la senda de la santidad y al otro, le acerca al camino de la conversión. Por otra parte el Señor quiere que nosotros nos acerquemos a pedirle, pues siendo la oración un dialogo de dos, al recibir las palabras del Padre, veremos mas claramente nuestros  fallos y los remedios para corregirlos. La oración hará de nosotros higueras fructíferas, pues nuestras obras serán regadas por la gracia de Dios. 

 Hágase tu Voluntad, le dice María al Señor. Abrahan, también responde al Padre con un gesto de fe. Deben ser, en primicia, María, y la fe de Abrahan, los espejos de la fe en las respuestas de nuestra vida a Dios.  

 Muchas veces el pecado anula la capacidad y la disposición de la persona a orar. El engaño del maligno ha hacernos creer que al vernos manchados por el pecado el Señor no nos va a escuchar, y surte efecto en sus planes de separación del alma humana de Dios. El pecado hace que no nos atrevamos a levantar los ojos hacia lo alto. En la parábola del hijo pródigo, el Señor nos da respuesta para que deshechemos este engaño. El  ha venido a sanar a los enfermos, y enfermo es el pecador. Es la oración el mejor bálsamo para el restablecimiento de la amistad con Dios, pero eso nuestro primer paso ha de ser acercarnos a Él por medio de la oración de reconocimiento y de petición de perdón.

Por antonio tapia
Sunday 22 december 2013 7 22 /12 /Dic /2013 06:36

 Galilea es la región norte de Palestina. Está atravesada por el río Jordán. En su parte central encontramos el Mar de Galilea (lago de Tiberiades). Entre otras está formado por las poblaciones siguientes: Cesarea de Filipo, Cafarnaún, Betsaida, Corazaín, Gerasa, Magdala, Caná, Nazaret, Naín. Hacia el sur nos encontramos con el Monte Tabor, hacia la zona central el Monte de las Bienaventuranzas y al norte el Golán.

          El primer hecho que nos narra San Marcos es el de la tempestad calmada:

 Y se levantó una gran tempestad de viento, y las olas se echaban encima de la barca, de manera que se inundaba la barca. Él estaba en la popa durmiendo sobre un cabezal, entonces lo despiertan, y le dicen: Maestro, ¿no te importa que perezcamos? Y levantándose, increpó al viento y dijo al mar: ¡Calla, enmudece! Y se calmó el viento, y se produjo una gran bonanza” (MC 4, 37-39)

 

          Jesucristo es verdadero Dios y verdadero Hombre. Jesús siente sueño y cansancio, tiene necesidad de dormir. Duerme tranquilamente. En otras ocasiones veremos a Jesús que llora ante la pérdida de un amigo y en el momento de ir a resucitarle. También tendrá hambre y sed. De su niñez los evangelistas nos cuentan pocas cosas, pero Jesús colabora con sus padres en las tareas de la casa, ¿porqué no pensar en los amigos que tuvo y con los que sin duda jugó? San Lucas en su Evangelio nos dice Y Jesús crecía en sabiduría, en edad y en gracia delante de Dios y de los hombres” (Lc 2, 52). San Lucas nos indica que Jesús iba creciendo como uno de nosotros, reforzando así la naturaleza humana del Señor. “Los conocimientos adquiridos por su entendimiento humano a partir de las cosas sensibles y de la experiencia de la vida”.

 

          Existia una creencia judía que consistía en atribuir al mar una simbología de los poderes demoníacos, lo que nos acerca al miedo de los Apóstoles a aquella tempestad, que no sería la primera, sobre todo para aquellos que estaban familiarizados con la pesca.

 

          A pesar de los prodigios que habían visto hasta esos momentos, los discípulos no acertaban a ver en Jesús al Hijo de Dios. Tienen miedo, y ese miedo les hace no fijarse en la tranquilidad de Jesús. ¿Tal vez se sentían abandonados? Los discípulos nos representan a nosotros. Nuestra falta de fe hace que muchas veces nos dejemos vencer por la tentación del miedo, de sentirnos abandonados por el Señor. Pero Jesús, el Señor, volverá todo a la paz. Pero ni siquiera aquí descubren quien es; sino que se preguntan con asombro: “¿Quién es éste, que hasta el viento y el mar le obedecen?” (MC 4, 41)

 

          San Alfonso María Ligorio nos dice a este respecto que “así como la nave que atraviesa el mar, está sujeta a miles de peligros, corsarios, incendios, escollos y tempestades, así el hombre se ve asaltado en la vida por miles de peligros, de tentaciones, de ocasiones de pecar, escándalos o malos consejos de hombres, de respetos humanos y, sobre todo, por las pasiones desordenadas... No por eso hay que desconfiar ni desesperarse”,

 

          Los discípulos en plena zozobra acuden a Jesús; los discípulos nos representan a toda la humanidad. Este pasaje nos enseña que también nosotros debemos acudir al Señor por el pecado, la falta de fe suman nuestra alma en la zozobra. Es el Señor quien nos podrá sacar de esa situación, acudiendo a Él y a traves del sacramento de la Penitencia que nos devolverá a la luz y a la gracia, devolviendo al alma la calma y la bonanza, la Paz que proviene de Dios. Una vez sobrevenida la calma hemos de procurar mantenerla por medio de la oración y la práctica de los sacramentos, medio que hace que se mantenga encendido el fuego de la fe.

 

          La Cuaresma es un buen momento para el cambio, para evitar que el barco se meta en una zozobra peligrosa; es tiempo para pensar, para meditar y mantenerse unos y volver otros a la práctica de la oración y de los sacramentos. Es buen momento para el sacramento de la Reconciliación y que hoy nos recordaba la parábola del hijo prodigo en la Misa.

 

 

 

Por antonio tapia
Wednesday 18 december 2013 3 18 /12 /Dic /2013 07:02

 
Les parecía imposible, sin solución. En algunas ocasiones las misiones de apostolado nos pueden parecer situaciones sin salida posible, sin soluciones, misiones imposibles, difíciles. Desde nuestro modo humano de ver las cosas es lógico, nos pasa como a los apóstoles. Pero una cosa es cierta,  ninguna misión de apostolado, en la que Dios nos coloque, es imposible. Revisemos la vida de los santos fundadores, donde encontraremos la respuesta. Y aquí está la única forma de nuestro actuar: la oración frente a las planificaciones y programaciones humanas. Ponerse en las manos de Dios y poner en las manos de Dios la obra de apostolado por pequeña y sin importancia, a nuestros ojos, que sea.  


Se puede imaginar el aprieto en el que se encontraban los Apóstoles. Pero Jesús les sacará de él: “¿Cuántos panes tenéis?. Id a verlo” (MC. 6, 38). Tendremos que ir al Evangelio de San Juan para completar un poco más este diálogo: “Andrés el hermano de Simón Pedro, le dijo: Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces, pero ¿qué es esto para tantos?” (Jn 6, 9). Si echamos una mirada hacia atrás, al A.T., podremos ver en cuantas ocasiones sacó el Señor a los Israelitas de sus apuros cuando viajaban por el desierto hacia la Tierra Prometida. Ahora es Jesús quien les pone la solución a su falta de fe, a sus dudas y a sus olvidos. 
El texto evangélico hace mención a doscientos denarios de pan, lo que supone una cantidad elevadísima y que seguramente no podrían llevar, ya que el sueldo o el jornal que recibía un jornalero alcanzaba el denario poco más o menos.  


“Tomó Jesús los cinco panes y los dos peces, levantó los ojos al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y los iba dando a los discípulos para que se los sirvieran a la gente. Así mismo repartió los peces entre todos. Comieron hasta saciarse” (MC 6, 41-42). Nos enseñan que “ los mismos gestos del Señor al elevar los ojos al cielo, recuerdan a la Liturgia de la Iglesia en el Canon Romano de la Santa Misa”.   


Los teólogos sitúan esta escena en la primavera y en vísperas de la Pascua. “Primavera una estación que es larga en Palestina. Y a finales de enero florecen los almendros. En febrero y en marzo sigue la familia de las anémonas de todos los colores. A orillas del lago se abren sus flores; en abril, las adelfas y los nenúfares rojizos afloran sobre las aguas azuladas... Los trigales se pueblan al mismo tiempo que las amapolas...”    Jesús quiere, también, enseñarnos a contar con él en todo momento, y también en cuanto comienzan a surgir las dificultades  en las tareas de apostolado. Pretendemos llevar de un modo humano tareas que son de Dios. Tenemos que pensar que somos instrumentos del Señor, por lo que debemos contar con él y dejarnos guiar. Por otra parte, tener la certeza que él “aportará lo que falta”, como lo hizo en el milagro de la multiplicación de los panes y de los peces. La Iglesia nos enseña también con este milagro de la multiplicación de los panes y de los peces que es una refiguración de la Pascua Cristiana y del ministerio de la Sagrada Eucaristía.   
 
 
 “Y recogieron doce cestas llenas de trozos de pan y de peces” (MC. 6,43). Podríamos decir que mientras media humanidad se muere de hambre, otra media tira y desperdicia los alimentos. Cuantas veces desperdiciamos los alimentos, malcomemos las comidas con una tranquilidad de conciencia abrumadora. Cuantas otras veces contemplamos atónitos, como en las huelgas de los agricultores se vierten cantidades de productos alimenticios a las carreteras, en señal de protesta. Desde el espíritu del Evangelio, ambos ejemplos son contrarios. El evangelista quiere indicarnos dos enseñanzas, tal vez una mucho más importante que la otra. La primera el hecho de no desperdiciar los alimentos y evitar los derroches, a los que estamos muy acostumbrados. Por otro lado, la limpieza. Dejan el lugar tal como lo habían encontrado. El trabajo de los cristianos debe ser  ante todo  ordenado y orientado hacia Dios. El trabajo, el estudio, las labores de la casa... todo bien hecho, bien acabado, como oración a Dios. La santificación de los deberes del cristiano, es una forma mas de orar, por tanto de acercarnos a Él. Las enseñanzas del Señor no fueron exclusivamente espirituales ni morales, sino que también nos va dando las directrices de una educación en las coas y en las formas de comportamiento. Él es el espejo donde mirarnos, para aplicarlo después a todos los órdenes y aspectos de nuestra vida diaria.

Por antonio tapia
Thursday 31 october 2013 4 31 /10 /Oct /2013 18:48

 

 

 

 

 

 

 

 

SE ME AGOTARAN LAS PALABRAS,

PERO QUISIERA DECIROS TANTAS COSAS,

 INTERMINABLES FRASES,

TODAS LLENAS DE CARIÑO, DE FRAGANCIAS

DE LIRIOS Y DE ROSAS,

DE LO QUE VERDADERAMENTE OS SIENTO,

PUES AUNQUE LEJOS NO OS OLVIDO,

PUES LA LEJANIA NO HACE OLVIDAR,

DE LA LEJANIA NO NACE EL OLVIDO

LA LEJANIA HACE CRECER EL CARIÑO,

ACERCA LOS CORAZONES

HACE CRECER LOS SENTIMIENTOS

DE LOS QUE REALMENTE SE QUIEREN.

 

SE ME AGOTARAN LAS PALABRAS

COMO SE AGOTA LA VIDA,

A CADA PASO A CADA DIA,

COMO EL VERDOR DE LOS ARBOLES,

QUE EN EL OTOÑO SE APAGAN,

TORNANDOSE EN AMARILLAS,

EL COLOR DE LA MUERTE,

CUANDO LOS CUERPOS EXPIRAN.

 

SE ME AGOTARAN LAS PALABRAS

HACIA LOS QUE OS SIENTO EN MI VIDA,

QUISIERA DECIROS TANTAS COSAS, MIENTRAS DURA LA VIDA,

SE AGOTARAN LAS PALABRAS,

PERO EL CORAZON NO SE AGOTA

Y HABLARA EN SILENCIO

PALABRAS QUE SIENTO,

HABLARA EN SILENCIO

DICIENDO TANTAS COSAS,

PUES MI CARIÑO ES VUESTRO CARIÑO

QUE SENTI EN MI VIDA.

 

NO SE AGOTARA EL CORAZON,

PORQUE EL CORAZON ES ETERNO

Y EL CARIÑO ES PARA TODA LA VIDA

 

 

Por antonio tapia
Wednesday 30 october 2013 3 30 /10 /Oct /2013 18:42

 

 

 

 

 

 

 

ME BASTA CON MIRARTE A LOS OJOS

PARA RECUPERAR LOS RECUERDOS QUE NACIERON

CUANDO ENTRE TU Y YO CRECIO EL AMOR

ME BASTA TOMAR TUS MANOS ENTRE LAS MIAS

ACARICIANDOLAS, SUAVES PETALOS

PARA RECORDAR CUANDO  ME QUERIAS. 

ME BASTA SENTIR TUS LABIOS JUNTO A LOS MIOS

PARA ESCUCHAR EN EL SILENCIO DE UN BESO

CUANDO  ME DECIAS ¡TE QUIERO !

 

 

Por antonio tapia
Sunday 20 october 2013 7 20 /10 /Oct /2013 07:09

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ES, EN LA NOCHE, CUANDO AMAN LOS CORAZONES, CUANDO SURGE EL SOL DEL ALMA; CUANDO LAS MANOS SE ENTRELAZAN; CUANDO AMANECE LA POESIA. ES EN LA NOCHE, SILENCIOSA Y AQUIETADA, CUANDO LOD OJOS SE MIRAN Y LOS LABIOS HABLAN SIN PRONUNCIAR PALABRAS; ES EN LA NOCHE, CUANDO LA PROSA SE CONVIERTE EN POESIA, CANCION DE AMOR Y AFILADA  MELANCOLIA.                                                         

ES EN LA NOCHE, CUANDO TE CONOCI. CUANDO NUESTRAS MANOS SE AMARON, SUAVE Y DELICADAMENTE. CUANDO SE DIERON BESOS DE BRISA, LENTAMENTE DE ETERNIDAD  

¡HAY NOCHE SI FUERAS ETERNA! ¡HAY NOCHE, SI NO TE APAGARAS! ¡ HAY, SINO ENCENDIERAS LA LUZ, QUE APAGA LAS ALMAS! ¡ CUANTO SE AMARIAN LOS CORAZONES! ¡ CUANTO SE HABLARIAN LOS LABIOS, A GRITOS DE SILENCIO! ENMUDECERIAN LAS PALABRAS Y SURGIRIA EL BESO. BESO DE LABIO DE ROSA, BESO QUE SE HACE ETERNO, ENTRE DOS CORAZONES QUE SE AMAN, QUE COMO DOS GAVIOTAS SE ELEVAN AL CIELO LLENOS DE FE Y DE ESPERNZA. BESO DE LABIOS DE PLATA.  

¡HAY NOCHE, NO ENCIENDAS TULUZ! QUE QUIERO SEGUIR BESANDO SU ALMA

 

 

Por antonio tapia
Saturday 19 october 2013 6 19 /10 /Oct /2013 07:05

 

 

 

 

 

A SAMANTA, SARA MORALES, YEREMI....

 

LLORA EL CIELO, LLORA LA TIERRA,

LLORAN LOS ASTROS Y EL UNIVERSO ENTERO

BROTAN LAGRIMAS DE LOS OJOS DE DIOS

SON LAGRIMAS DE PADRE DE PADRE AMANTE

POR LOS NUEVOS INOCENTES, SANTOS DE HOY

A QUIENES CON AMOR LA VIDA LES DIO

PARA QUE ILUMINARAN LA TIERRA CON LA LUZ DE SU AMOR.

MAS CON LA HOZ DE LA MALDAD HUMANA

FUERON ARRANCADAS SUS VIDAS

COMO SE ARRANCA UNA FLOR

¿ QUE SERA DEL MUNDO CUANDO NO QUEDE UNA FLOR?

¿ QUE SERA DEL HOMBRE SI SE APAGA LA LUZ DE DIOS?

Por antonio tapia
Friday 18 october 2013 5 18 /10 /Oct /2013 06:58

  SE QUE VOLVERAS A MI

 A PESAR DE MARCHARTE SIN UN ADIOS,

NI UN SOLO ADIOS, NI UNA SOLA MIRADA,

NI UNA SOLA PALABRA.

SOLO LLORABAN MIS LAGRIMAS

AL BROTAR DE MIS OJOS,

MIENTRAS, MIS TEMBLOROSAS MANOS

TE DECIAN ADIOS, ACARICIANDO EL VIENTO

¿Qué NOS PUDO PASAR?

¿Cómo PUDO ROMPERSE  NUESTRO AMOR?

¿Dónde QUEDO NUESTRO QUERER?             

 LO QUE AYER FUE UN BESO, HOY ES DOLOR

DONDE AYER HUBO UNA CARICIA

HOY UN PUÑAL ATRAVIESA NUESTR CRAZON.

 PERO SE QUE VOLVERAS A MI

COMO VUELVE LA PRIMAVERA

COLOREANDO  PERFUMANDO LA TIERRA

Y TE ACOGERE EN MIS BRAZOS ABIERTOS.

SE QUE VOL ERAS A MI

PRQUE NUNCA ME DIGISTES ADIOS.

 

 

 

Por antonio tapia
Thursday 17 october 2013 4 17 /10 /Oct /2013 06:54

 

  SE CRUZARON NUESTRAS VIDAS EN UNA NOCHE DE FUGACES ESTRELLAS

Y NUESTROS OJOS SE MIRARON SUAVEMENTE

COMO EL AMANECER DEL PRIMER BESO, PRIMERO LENTO

DESPUES ETERNO, COMO EL UNIVERSO;

QUISE SENTIR LA PRIMAVERA DE UN TE QUIERO

LLENO DE FLORES, CARICIAS, BESOS Y OLORES

FRAGANCIAS  QUE NACEN EN CORAZOBES ENAMORADOS.

QUISE AMARTE Y QUERERTE

SENTIRTE Y PADECERTE.

MAS TENGO MIEDO A PERDERTE

SIN PODERTE AMAR SIN SER AMADO

SIN PODERTE AMAR SIN SER QUERIDO

 
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados