Misha Nasih es una niña de once años, aquejada de síndrome de down, perteneciente a los cristianos protestantes, detenida bajo la acusación de haber roto un libro del coran. El acusador, el iman Mohamad Amjad, quien demuestra su falta de hombría, al falsificar la edad de la niña, para poder juzgarla, y su monstruosidad al pedir que fuera quemada. Hasta donde llega la estupidez y la sinrazón humana de estos clérigos de poca monta que justifican lapidaciones, amputaciones, flagelaciones y muertes en la hoguera de una decimonónica Ley, como es la sahiria.

¿En que cabeza cabe una religión que ningunea a la mujer?. ¿Qué no reconoce los derechos de la mujer?. No puedo considerar religión, la que no está fundamentada en la Paz y el Perdón; ni la que se justifica en la venganza. Y mucho menos la que no castiga a  Imanes mentirosos, que llevados por el odio inventan acciones no cometidas, para cargar contra los cristianos. Como resultado de la mentira y la calumnia, fue quemada una  Iglesia y varias casas de cristianos. ¿Quien castigara al mentiroso Mohamad Amjad?. Es que personajes como este Imán están  por encima de la Ley?.

Leemos en San Juan: “Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante delito de adulterio. En la Ley de Moisés nos manda que semejantes mujeres sean apedreadas. Tu ¿ Que decides?. Quien de vosotros este libre de pecado, tire la primera piedra… Ellos al oir esto se iban retirando, uno a uno, comenzando por los mas viejos… Jesus le dijo ¿ Mujer donde están?. Nadie te ha condenado… Tampoco Yo te condeno: vete, y desde ahora no peques más”.

Este pasaje del Evangelio, presenta la base fundamental del cristianismo: EL PERDON. Jesus perdona, para que a ejemplo de El, nosotros perdonemos.

Es incomprensible, que en pleno Siglo XXI, no hayan evolucionado, con la eliminación de ejecuciones tan violentas y que escapan a  la razón humana. Y lo peor, de este caso, es que son hechos falsos, pues la niña nunca destrozo el libro del Coran y mucho menos quemado. Deberían investigar al Iman, lo que no ocurrrira , pues da la sensdacion que esta por encima de la Ley. Lo que se esta haciendo con esta niña, hace pensar que otras barbaridades esconde el Iman Mohamad Amjad.

El código de conducta musulman o sahiria, recoge, entre otras cosas la moral; lo permitido y lo prohibido para todo buen musulman. La sahiria no es acogida en su plenitud en todos los estados árabes; tan solo en los constituidos en estados islámicos que la toman en su plenitud. “Dentro de la sahiria, existe un tipo especifico de ofensas. Son crímenes castigados con penas severas como la lapidación y el azote y la amputación de una mano”.

En los últimos años, hemos sabido que por delitos sexuales, varias mujeres han sido lapidadas, cuyas imágenes han recorrido los telediarios del mundo, no asi el hombre, por el mismo delito, que generalmente sale bien parado. QUIEN ESTE LIBRE DE CULPA, QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA. ¿Estan libre de pecado los ejecutores?. ¿No esta castigada la mentira, la calumnia y la falsificación documental?.

Matarla o condenarla, será el destino de esta niña; será un barbaridad mas que queda impune en el integrismo islámico. Recordemos de lo que fueron capaces en Madrid el 11M: 191 muertos y 1858 heridos. ¿Cuántos quedan capaces de realizar las mismas acciones?. SALVEMOS A MISHA DE SER QUEMADA O CONDENADA A PRISION POR HECHOS NO COMETIDOS. SALVEMOS A MISHA DEL INTEGRISMO INMISERICORDE

Tag(s) : #ACTUALIDAD
Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog