Presentación

buscar

 

Búscar una palabra o pasaje en la Biblia






BibleGateway.com



Poner este Gadget en su página


 

Texto Libre

Sindicación

  • Flujo RSS de los artículos

overblog

Texto Libre

EL CAMINO DE EMAUS

EL CAMINO DE EMAUS

IDIOMAS

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


Gadget creado por www.Vivirsencillamente.com Quizás también le interese

Texto Libre

Por antonio tapia
Thursday 2 january 2014 4 02 /01 /Ene /2014 11:13

 

Ayer hablábamos de realizados por ETA a lo largo de toda la geografía española, y el motivo es el de poner al gobierno de turno contra las cuerdas. Policías, militares, civiles, ertzaintzas. Niños… nadie ni nada (Hipercord) estaba fuera de sus objetivos, estos vulgares asesinos sin escrupulos, que para los descerebrados son héroes, son eso, cobardes asesinos que no dan la cara. Una cosa me hubiera gustado ver, cuando funcionaron los GAL, haber visto la cara que ponían, que seguro no era de alegría.

Entre los asesinados por ETA, ya comenté que había dos amigos. Pero me sigo preguntando ¿Por qué Fernando Buesa?. No quiero decir que hubiera motivos para los 999 mas y los muertos en el Hotel Corona de Aragón. ¿Competía con Batasuna?. ¿Llevaba la contraria con su política al nacionalismo y al extremismo?. ¿Fue excesivamente duro?. Pero el crimen fue terrible, llevado con odio y saña?. Y además los parlamentarios verterieron cal en el escaño donde se sentaba Fernando Buesa y que sepa, nadio les dijo nada ni fueron expulsados del Parlamento. Es de suponer que exitan normas para expulsar a un parlamentario de su escaño. ¿  Quienes pensaron su asesinato?. ¿Solo Batasuna?.

 Algunos de los asesinatos de ETA, fueron por encargo, como vulgares mafiosos a sueldo. El de Carrero Blanco, el de Yoyes, el de Txomin.  No pretendo compararlos, pero llevan el mismo sello, creo que la misma forma. Esta claro que el de Carrero Blanco fue una conspiración. ¿Quiénes intervinieron?. Solo ETA no, estos fueron los ejecutores.

La muerte de Txomin,  Iturbe Abasolo, pocos meses antes había lanzado CON ROMPER SU SILENCIO, no se si se referia al atentado de Carrero Blanco,  no recuerdo exactamente. Pero   que estaba dispuesto a romper su silencio. Uno o dos meses después  moría en un extraño accidente de coche, dicen unos; en un campo de entrenamiento por la explosión de una bomba dicen otros, ni hasta las fechas coinciden. Da la casualidad que estaban allí, en Argelia, dos de los mas sanguinarios etarras del comando Madrid Aracama y Belen Gonzalez. Pertur tampoco sobrevivió a sus compañeros, fue también ejecutado y cuyo cadáver no ha aparecido.

Todo queda asi en dudas, en nombres que pasan por la mente. Pero todo es humo. Pero ¿ y Buesa? ¡por que!. Según me dicen, era un hombre bueno. No comparto su ideología, pero no rechazo a la persona por su ideología, salvo que sea uno  de esos “animales” que andan suelos. Fernando Buesa tuvo algún encontronazo con Batasuna, que es quien tiene la llave.

Espero que algún  dia se nos desvelen los asesinatos cometidos por ETA que llevan el dispositivo “por encargo”.

Por antonio tapia
Monday 30 december 2013 1 30 /12 /Dic /2013 07:15

Bartimeo era ciego y nos representa a nosotros también, como cada persona aque paralitico, leproso… aparece en los Evangelios, incluso los escribas y fariseos que nos narran los evangelistas. Los paraliticos, que somos nosotros cuando el pecado paraliza nuestra vida espiritual; los leprosos, cuando el pecado enferma alma y la llena de llagas y vivimos lejanos a Dios, los ciegos que nos impiden ver a Dios por la falta de fe, los escribas y fariseos, representan la soberbia que nos impide reconocer el pecado o nos impide perdonar…

Ahí aparecemos nosotros representados, que leyendo el evangelio con detenimiento podemos vernos reflejados. Una muchedumbre seguía a Jesus y a sus discípulos, porque les gustaba oírle y como les trataba, con cariño, que también les faltaba, pues escribas y fariseos eran duros y les imponían cumplir las leyes con dureza. Nunca hasta que vino Jesus nadie les había tratado asi. Juan el Bautista también, pues era la puerta que les iba a pasar Jesus, el bautismo de Juan no borraba el pecado original; a el se acercaban con arrepentimiento y con deseo de cambiar su vida.

Bartimeo cuando pasa Jesus y se pone a gritar para que le oiga, pues eran muchos los que le seguían. “Jesus, ten compasión de mi”, nos dice el evangelista, que muchos le imprecaban. No tenían en cuenta la caridad. Pero Jesus le oye y les dice que le llamen. Que alegria debió producirle a Bartimeo que se levanto de un brinco y se acerco a Jesus. Imaginamos que se acerco con lagrimas en los ojos de la emoción. Sabiendo Jesus que necesitaba, se lo pregunto “que quieres que te haga? Y Bartimeo le dice ¡Que vea!. Y el Señor le dice “Vete tu fe te ha salvado” y  Bartimeo se une a la muchedumbre.

Bartimeo nos da una lección de fe y constancia. Le llama con insistencia, le llama con fe. Cuando estemos necesitados, pidamos con insistencia pero también con fe, sabedores que el nos escucha y nos va a ayudar. Muchas veces nos falta fe al pedir algo al Señor “no me oye” “no me escucha”, insiste pero con fe. “Señor, tu puedes”. La fe de aquel leproso, el único de los 10 que volvió a darle las gracias, la fe del centurión “una palabra tuya y quedara sano”, la fe de la hemorroisa “con solo tocar una hebra de su manto”… nosotros también ppodemos y debemos hacerlo asi. Y lo mismo pedírselo a nuestra Madre, la Virgen Maria, que como todas las madres cuidan de sus hijos.

Acudamos al Señor como aquel pecador que acudió al Templo a pedir perdón, colocándose al final y no se atrevía a levantar los ojos, al considerarse pecador; humildemente pidió perdón. Ten compasión de mi, esas palabras salidas del corazón, llegan al Señor que se compadece. El Señor es compasivo y Misericordioso. El sufrió cruel Pasion y no quiere que suframos. Pese a quien afirma que algunas enfermedades nos las da El por nuestros pecados, es una afirmación errónea. Dios no manda enfermedades, ni ningún tipo de mal. Si algo nos afecta debemos aprovecharlo para ofrecerle llevarlo con el mismo amor que El llevo su dolor hasta la cruz por amor a nosotros.

 

 

 

Por antonio tapia
Friday 27 december 2013 5 27 /12 /Dic /2013 06:00

 

Me ha llegado una contestación a un articulo de m i pagina web que dice:“ algunos de tus escritos transpiran a derechas por los cuatro costados”. El que me la envió debe tener cierto “olorcillo a izquierdas”. No se como huelen las derechas o las izquierdas, me gustaría saberlo. Debe ser una nueva colonia sacada para los políticos. Tenemos en España, la mala costumbre de que todo aquel que no es de izquierdas, tiene que ser obligatoriamente de derechas, o viceversa.

¡Pues no! . ¡Que no! Y ¡Que no!. Que no soy de derechas. Y no lo niego por un sentido de vergüenza a que me señalen las izquierdas, como es de costumbre, de ser de derechas. Como hacen algunos, que les da miedo o se sienten avergonzados de ser señalados como tales, o de ser católicos, quizás, teman algunos que aquellos sucesos ocurridos en la Republica, pudieran volver a ocurrir, pero viendo el estado de crispación aquí puede ocurrir lo de Grecia como mínimo.

 Yo siempre me identifico tal y como soy, y como pienso, y lo digo de entrada, abiertamente; me parece una bobada esconderse en las catacumbas; lo que pasa es que por mi forma de pensar, de hablar o de escribir, para uno de izquierdas, soy de derechas. Pero nada mas lejano.

 En nuestro país, ayer llamado España, además de las izquierdas, existen las derechas y exagerando un poco, son “miles” de grupos o partidos mas que quieren repartirse un trocito del pastel. Esto es lo que nos ha traído la Constitución, la democracia, que para los políticos es bueno, porque cobran sus buenos sueldos; pero es malo para la Nación porque la dividen, la enfrentan y se comen el dinero.

Pero tampoco soy de izquierdas. Ni monárquico y mucho menos republicano, esos que airean el trapo tricolor, bajo el que quemaron iglesias, asesinaron por motivos de fe, violaron religiosas y niñas a las que posteriormente mataron.

Cierto que en una ocasión me presente en las listas de Falange Española Auténtica; hoy en Canarias, se llama Falange Auténtica, a la que arrancaron de cuajo el titulo de Española. Salvo que se hayan vuelto secesionistas, no lo entiendo. Quedé asombrado por  las consignas que se lanzaban. Pensé por un momento que me había equivocado, creí estar en un grupo izquierdista. Desaparecí entre avergonzado y escandalizado a donde este grupo falangista.

No quise tocar mas la política.  Me quedaba con mi fuero interno. Mis ideales falangistas, s de José Antonio Primo de Rivera, movimiento que ama a España como unidad y que trata de devolverla esa unidad que predica entre los hombres y las tierras de nuestra nación, así como  la justicia social que la derecha y la izquierda le han robado; una bajo el yugo tiranizante del capitalismo que le impone duras reglas de trabajo, para que al empresario obtenga mas beneficios por menos salario; mientras la izquierda hablaba de la lucha de clases, presentándola como el único medio de salvación del obrero. Pero no era mas que un disfraz que se colocaba a la lucha revolucionaria del obrero contra el amo, que habían proclamado Marx y Engels del cual hicieron suyo los grupos de izquierdas y que tanta sangre ha causado.

No soy de derechas, porque a la derecha solo le importa el capital, es acomodaticia, se esconde, es liberal aunque tome posiciones religiosas, es tolerante con el divorcio, con el aborto… Interiormente esta fraccionada en formas de pensamiento diferentes. Como partido político, forma parte de la desunión que hoy existe en España; fraccionamiento salido de la Constitución aprobada también por ellos, al convertir a la España unida en comunidades autónomas, al permitir los partidos nacionalistas que llevaban el germen separatista, como vemos en Cataluña, mientras en Vascongadas esperan agazapados a ver como se resuelve el gravísimo problema creado por el señor Mas,  traidor a la Nación española.

Del Centro poco que decir, sino que fue el que dio paso a toda esta pesadilla, dirigido por el peor presidente de gobierno, junto al señor Zapatero, que han gobernado nuestra nación. Para olvidar. Dios y la Historia les juzgará convenientemente. La extrema derecha no existe, se les denomina asi, para desacreditar a los partidos que machacan las conciencias de quienes han roto y llevado a España a la altura de Grecia y países tercermundistas.

Los conservadores, asi denominados por que se dice que preservan el orden establecido.  Así, un ejemplo, en Rusia los conservadores no eran los derechistas, sino los comunistas  que mantenían el sistema. Si es que en realidad existe derechismo en Rusia en la actualidad. En  China los conservadores también son los que mantienen el sistema comunista, asi que cuando nos dicen que el nuevo dirigente Chino pertenece al sector conservador, no es que haya caído el comunismo,  sino que se mantiene.

La derecha es esencialmente liberal y capitalista. La derecha no cree en la unidad de la Patria, aunque un sector de su militancia si. Tampoco le preocupa el lugar que debe ocupar España en el concierto de las naciones. La derecha en el gobierno si trabaja, pero como atraída por el sistema capitalista, deja que todas las cargas caigan por las clases inferiores: clase media y baja, lo hemos visto, cuando tomaron el poder, para tratar de levantar la nación de la quiebra en la que el socialismo la había dejado, las cargas  fueron sobre las cabezas de las clases mas bajas y pensionistas saliendo beneficiados la clase mas adinerada. No les interesa la educación DE LOS ESPAÑOLES en el amor a la Patria, ni la disciplina por considerarlo obsoleta y por miedo a las críticas y reacción a la izquierda.

No soy tampoco de izquierdas, que engloban los partidos comunista (marxista leninista) y al partido socialista (marxista), si bien el partido comunista es radical, el socialista también. Podemos echar una mirada hacia la Republica y ver lo que hicieron ambos unidos  a los grupos anarquistas, separatistas y demás grupos radicales.

El partido socialista es hijo directo del Partido Comunista, se acogen unos a otros en las elecciones generales. Raro es que un socialista vote a un partido de derechas, o no vota o le da el voto al partido comunista.se ayudan unos a otros con tal de alzarse con el poder

Comunismo y socialismo imbuidos por las teorías de Marx y Engels se y tratan de cambiar el sentido de todo, hasta llegar a desespiritualizar todo: pintura, escultura, música, enseñanza, educación…

¿Qué hizo la izquierda, desde que la derecha ganó las elecciones?. Agitación social, estado de crispación, intento de asalto del Parlamento, huelgas, algaradas, enfrentamientos graves contra nuestra policía, asalto con robo  grandes supermercados… ¿Esas son todas las soluciones que nos ofrecen?. ¿Qué hicieron mientras gobernaron, sino agredir a todo lo relacionado con la Iglesia y la fe?. ¿Qué ha hecho la izquierda en las sesiones  parlamentarias sino agredir a la derecha, revolver casos de corrupciones de miembros que ya no pertenecían al PP? . Tapar el caso Griñan y de los ERES de Andalucía; el caso del chivatazo a ETA, en el que han pagado dos ilustres policías, ¿Pero  que le ha pasado al cerebro pensante?. ¿Va pasar lo mismo que con el Hotel Corona de Aragon?. ¿Van a pagar dos policías de historial grandioso?.

Cuando los partidos políticos se alzaron en pugna mediante las urnas a la conquista de Estado, por medio de las urnas dejo de ser la verdad una virtud. Las urnas tienen capacidad decisoria sobre lo que antes eran verdades autenticas. Ahora de la urna sale si España es una unidad entre los hombres y las tierras que la conforman; sobre si la familia tradicional es La base sobre la que se conforma la sociedad; sobre si Dios existe o no; sobre si el derecho esta en manos del hombre y de su política…

De la urna no salen las promesas que se hacen, nunca las cumplen, salvo las que atañen a la fe. Generalmente las dejan para repetirlas en las siguientes campañas. A este juego se presta la derecha liberal que arrastra tras de si a quienes les queda algún sentimiento de España como nación y que tratan de evitar que la izquierda destructiva se alce con el poder.

¿Defenderia llegado el caso a la Monarquia?. Si echamos una mirada al pasado, podemos ver al monarca Alfonso XIII marchando de España en barco dejándonos en el momento crucial para España, a las puertas de una guerra fratricida, propiciada por la republica y que luego cargaron a las espaldas de Franco, que evito que España terminara siendo un satélite de Rusia. ¿Esta monarquia nos dejaría si llegara el caso?.¿Que no volveria a ocurrir lo mismo?.

Demonizamos a la izquierda, pero santificamos a la derecha. Esto ultimo es un error. La derecha, al menos un 40 o 50 %, el importa poco  España. A la izquierda les importa un “bledo”, nunca les importo. No toda la derecha es católica, de hecho hay militantes del PP y de la derecha no afiliada son partidarios del aborto, del divorcio… la izquierda va contra la Iglesia. No rechazo a las personas por su ideologías. Rechazo las ideologías que  confunden y someten a las personas.

Lo mismo que esas ideologías rechazan a la mia y la persiguen. ¿Por qué no puedo ser Falangista mientras que otros pueden ser comunistas, socialistas…?. ¿Por qué no puedo expresar mis ideas nacionalsindicalistas y otros si pueden expresar sus teorías marxistas?. ¿Por qué mi bandera Roja y Negra con el yugo y las flechas quieren declararla inconstitucional y la Roja, con la hoz y el martillo y la tricolor pueden airearse en todas las manifestaciones?. Bajo la Hoz y el martillo han muerto asesinadas  millones de personas y bajo la tricolor también.

Me duele que partidos o movimientos de acción nacional, que no Falange, que no es un partido, sino un movimiento que busca la unidad de España, han propiciado que la derecha y la izquierda sean los dos partidos que se reparten la nación. Si, aunque duela. Porque no han querido unirse en las elecciones por “quien va en cabeza”, obteniendo resultados bochornosos.  

Porque no pensamos en España si queremos sacarla de esta situación a la que la han llevado los partidos. Y el mejor sistema es la supresión de los partidos políticos, las urnas que tantos millones se pierden, que los alcaldes vuelvan a ser como antes, dedicados a su trabajo personal…

Por antonio tapia garcia
Thursday 26 december 2013 4 26 /12 /Dic /2013 00:37

594px-Giotto - Scrovegni - -18- - Adoration of the Magi

               

Después de la adoración de los pastores, los Magos son aquellos personajes venidos del Oriente quienes se postran ante el Niño Dios para adorarle. El portalico de Belén se convierte en el primer Sagrario, no humano, porque éste fue el seno de nuestra amantísima Madre, la Virgen, al que van a adorar a Jesús, recién nacido. Este pasaje se repite cuantiosamente cada día en los sagrarios de Templos, capillas, ermitas, Basílicas ...  de la Tierra, donde los fieles acuden a postrarse ante Jesús para presentarle sus súplicas, acciones de gracias, tristezas, alegrías, su amor ...

 

                Y cayendo de rodillas lo adoraron. Nos describe San Mateo ese momento, que nosotros, en alas de la fe imaginamos, y nos extremecemos  de la postura de aquellos hombres recios. Nosotros también;  cayendo de  rodillas ante el Sagrario nos disponemos a adorarle, a mantener un diálogo de amor con Jesús, a mantener una confidencia amorosa entre El, Dios, y yo; que me escucha, que me deja hablar, que me rodea con sus brazos, cuando el llanto, la tristeza, la preocupación me invaden, que hasta puede parecernos  oír con toda ternura que nos dice: Hijo mío ¿temes por ventura? Allí está Jesús... a veces ¡tan sólo!, y ¡tan sólo de nosotros! Allí está Jesús, el mismo que adoraron  los pastores, el mismo que adoraron los magos de Oriente, el mismo que  adoró  Juan desde el seno de su madre, cuando María, nuestra dulce Madre, fue a visitarla; el mismo que convivió con los Apóstoles, el mismo que curó, sanó y devolvió la fe a tantos, tantísimos...

 

                Y  de pronto la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima  de donde estaba el Niño. Nosotros también tenemos una Estrella que nos guía hacia la Sagrario; y no es otra que María. ¡Cuánto le agrada a María, que acudamos a  ver a su Hijo Jesús! Un alma mariana se nota por su amor a la Eucaristía, por el amor al Sagrario, no solo por el Rosario. El Amor a Jesús y a la Virgen María, es un amor indivisible, que camina paralelo, inseparablemente paralelo. La Virgen nos va a guiar hasta su  Hijo, de la misma forma que lo hiciera aquella estrella que con su luz fue guiando a los magos. La Virgen María es el faro de la luz de nuestra fe y de nuestro amor a Dios, siguiéndola, no nos perderemos en el camino, como no se perdieron a aquellos magos que llegaron hasta Belén desde lejanísimas tierras. Pidamos a la Virgen que nos lleve siempre ante su Hijo, que nos enseñe a amarle, a  hacer lo que él nos diga y pidamos a Jesús, ante el sagrario o durante la Comunión, que nos enseñe a  Amar a su  Madre.

                               

Después, abriendo los cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Pueden parecernos cosas pequeñas e inservibles, lo que llevaron a Jesús aquellos hombres, salvo el oro que conocemos su valor. Pero todo aquello que le ofrecieron como presentes, tenían su altísimo valor. Pero no es el valor económico de aquello lo que contaba, sino el sentido que emanaba de aquellas ofrendas: ofrecer a Dios lo mejor de que disponemos. Cuando nos postramos de rodillas ante el Sagrario para hablar con el Señor, procuramos ofrecerle lo mejor de lo que disponemos: nuestro deseo de seguirle, aunque nos sepamos débiles; nuestro deseo de  no ofenderle más, aún cuando sabemos que nos  pueden fallar las fuerzas a las primeras de cambio; el deseo de perdonar a quien me ha hecho mal, aunque sepa que se va a librar una tremenda lucha dentro de mi antes de dar ese paso.

 

                ¡Señor, vengo a ofrecerte mi nada! Ves como soy, ves a mi alma en estado ruinoso... no tengo más que ofrecerte, tómalo, toma esta ruina y edifica tu templo. Que sin duda vale más que todo el oro del mundo, y el Señor, que nos ama indeciblemente, recoge esta ruina que le ofrecemos, esa nada y seguros podemos estar que en esa ruina  edificará un sagrario donde podrá morar El.

 

                El ejemplo de los magos de oriente, como tantos otros que nos ofrece en cada momento el Evangelio de cada día, son dignos de tener en cuenta. Las visitas al Sagrario, las comuniones frecuentes, el acercamiento a la Penitencia..., irán alimentando nuestros deseos de  Dios, que darán paso  de la aridez de nuestra alma  al más frondoso de los vergeles

Por antonio tapia
Wednesday 25 december 2013 3 25 /12 /Dic /2013 00:05

En breve caerá un nuevo año. De él recordaremos lo bueno y lo malo. Lo bueno que servirá para  dar continuidad y mantener y superar lo que de bueno hayamos hecho, que a la vez nos ayudará para caminar por este valle de lagrimas. Pues el camino no es fácil, no es un camino de rosas. Y habremos de recordarlo malo,  para corregirlo, para no volver a tropezar sobre la misma piedra, para apartarlo de nuestra vida. A ello estamos obligados los cristianos. Pues somos como el hijo pródigo de la parábola, que volvemos a la Casa del Padre, con el corazón  arrepentido verdaderamente. Volvemos a la casa que un día abandonamos, casa que El nos ha preparado a precio de cruel Pasion. Además es un Padre, que por así decirlo, no sabría vivir sin amarnos.

También, en ese recuerdo, hay un hueco especial para nuestros seres queridos, aquellos que Dios llamo a su lado, y para que fueran allanándonos el camino hacia nuestra verdadera Patria, el Cielo. Esos momentos, son momentos de humana tristeza, a pesar de que sabemos que se encuentran en la FELICIDAD, pero porque somos humanos, se asoma la tristeza que produce su ausencia a nuestro lado. Por la fe, sabemos que un día estaremos juntos, con ellos. Que no quepa duda alguna, sino Padre Dios no hubiera dado la importancia sagrada que tiene la Familia.

Hoy rememoramos el Nacimiento del Niño Jesús, que mejor fecha, esta, que recibirle arrepentidos de aquello que de El pueda separarnos. Para eso sirve el Adviento, al igual que la Cuaresma; cambio de vida, hacernos nuevos completamente, con ayuda de nuestra Madre que nos repite “Haced lo que El os diga”.

Os deseo a todos una feliz Navidad, que Dios os bendiga y os alcance todo aquello que deseéis junto con vuestras familias. Paz y Bien

Por antonio tapia
Tuesday 24 december 2013 2 24 /12 /Dic /2013 10:45

JUAN EL BAUTISTA 2

Herodes  En efecto, el propio Herodes había mandado prender a Juan y le había encadenado en la cárcel por causa de Herodías, la mujer de su hermano Filipo, a la cual Herodes había tomado como mujer. 18 Juan decía a Herodes: No te es lícito tener a la mujer de tu hermano. 19 Herodías le odiaba y quería matarlo, pro no podía: 20 porque Herodes tenía a Juan, sabiendo que era un varón justo y santo, y le protegía; y al oírlo tenía muchas dudas, pero le escuchaba con gusto. 21 Cuando llegó un día propicio, en el que Herodes por su cumpleaños dio un banquete para sus magnates, a los tribunos y a los príncipes de Galilea, 22 entró la hija de la propia Herodías, bailó y gustó a Herodes y a los que estaban a la mesa. Dijo el rey a la muchacha: Pídeme lo que quieras y te lo daré. 23 Y lo juró varias veces: Cualquier cosa que me pidas te daré, aunque sea la mitad de mi reino. 24 Y, saliendo, dijo a su madre: ¿Qué he de pedir? Ella dijo: La cabeza de Juan el  Bautista. 25 Y al instante, entrando de prisa donde estaba el rey, pidió así: Quiero que en seguida me des en una bandeja la cabeza de Juan el Bautista. 26 El rey se entristeció; pero, a causa del juramento y de los comensales, no quiso contrariarla; 27 y, enviando un verdugo, el rey mando traer su cabeza. Aquel marcho y lo decapitó en la cárcel, 28 y trajo su cabeza en una bandeja, y la dio a la muchacha, y la muchacha la entregó a la madre. Cuando se enteraron sus discípulos, vinieron, tomaron su cuerpo y lo pusieron en un sepulcro.  

 Juan Bautista era un hombre justo, se nos dice. La palabra justo, se refiere a un hombre bueno, lleno de santidad. Predicaba a cada uno lo que necesitaba; por eso a Herodes le repetía continuamente su situación anómala. Herodes sentía por él un profundo respeto dada su valentía y sencillez. 

 Herodes Antipas era el tercer hijo de Herodes, fue tretrarca  de Galilea. Construirá la capital en la orilla del lago en la ciudad de Tiberiades. Poseía un carácter violento y tiránico como su padre. Contraerá matrimonio con Herodías, la mujer de su hermano Filipo, considerado como el mejor de los hermanos. Bajo su tretrarcado Juan el Bautista será ejecutado por decapitación en los calabozos de la prisión del palacio de Herodes, tal como hemos leído en el pasaje de San Marcos. 

 Herodes será desterrado por Calígula, emperador de Roma, a la Galia, a la ciudad de Lión en el año 39 d. C.  Del pasaje del martirio de Juan el Bautista sacamos entre otras dos importantes consecuencias. La primera de ellas, la fidelidad en la defensa de los valores que envuelven nuestra fe. Muchas veces los respetos humanos y el miedo a molestar a los demás, hacen que silenciemos la verdad, cuando realmente el deber es el de corregir con la atenta mirada con que el Señor nos ha enseñado: con cariño. 

 La segunda consecuencia que sacamos es la ilicitud de los juramentos que se apoyen en hechos ilícitos. Sabemos que ni debemos prometer, y ni mucho menos jurar. De hacerlo estamos obligados a cumplir la palabra empeñada. Y que siempre que juremos o prometamos, deben ir acompañadas de la auténtica verdad. El caso de Herodes es el juramento del cumplimiento de un hecho ilícito, la muerte de un hombre. En este caso, tal como nos lo enseña San Pío X en su Catecismo no debe cumplirse el juramento, cuando nos dice: “no solo no estamos obligados, cuanto que pecamos haciéndolo como casos prohibidos contra la Ley de Dios o de la Iglesia”

 

 

 

 

 

 

Por antonio tapia
Tuesday 24 december 2013 2 24 /12 /Dic /2013 07:39

   “ Después de haber sido apresado Juan, llegó Jesús    a Galilea, predicando el Evangelio de Dios,  y diciendo:    El tiempo está cumplido y está cerca el Reino de Dios;    Haced penitencia y creed en el Evangelio”     

 Juan el Bautista había sido apresado por orden de Herodes Antipas, hijo de Herodes el  Grande. Herodes Antipas mantenía relaciones adúlteras con Herodías, esposa de  Filipo su hermano. Esta relación ilícita era continuamente reprochada por Juan el Bautista, que por respeto o por temor a la reacción de los seguidores del Bautista no se atrevió, hasta entonces, a apresarlo; pero ante las continuas insistencias de  Herodías, accede y da orden de apresarlo y confinarlo en la fortaleza de Maqueronte. Podemos leer en San Marcos la actitud de Herodías: “le odiaba y quería matarle, pero no podía, porque Herodes temía a Juan, sabiendo que era un hombre justo y santo, y le protegía” (MC 6,19-20). 

 Pero si la voz de Juan el Bautista había sido silenciada públicamente, ahora comienza a oírse otra voz que llegará a todos los confines del mundo, y seguirá llegando hasta el fin de los tiempos: la Voz del Señor, la Palabra de Dios y el Ejemplo hecho carne. Jesucristo no comienza con suavidad, sino que desde el principio va a marcarnos un camino de exigencia: Haced penitencia y creed en el Evangelio. Nos habla de conversión y  de penitencia, y además que todos creamos en el Evangelio, en la Buena Nueva que ha venido a traer. 

 Esta petición que hace el Señor  está relacionada con  el aviso, la primicia que hace: está cerca el Reino de Dios. Para poder recibir el Reino de Dios es preciso la conversión  y la penitencia; el volver la cara a Dios, junto con las obras. Juan el Bautista predicaba un bautismo de penitencia, Jesús viene a exigirla, como medio fundamental para alcanzar el Reino de Dios. Esta conversión no es otra que el cambio de vida del hombre hacia Dios,  no sólo para los hombres y mujeres de aquella época, sino para todos hasta el final de los tiempos; pero esa conversión debe llevar unida la creencia en el Evangelio; y creer es aceptar. 

 En la magistral oración que Jesús nos enseña: el Padre Nuestro, pedimos como segunda petición: Venga a nosotros Tu Reino, (adveniat regnum tuum!. La Iglesia desde entonces pide unida la Venida del Reino de Dios. 

 En el  N.T. encontramos un total de 122 veces: Reino de Dios, con lo cual se nos hace ver su importancia. No estás ahí puesta por casualidad, por lo que si el Evangelio tiene como Centro a Jesucristo, el núcleo  central del mensaje es la Venida del Reino de Dios.  

 Respecto al Reino de Dios veamos que se nos dice: 

 San Cipriano: “pedimos que venga su reino: el que Dios nos ha prometido. Conquistado con la sangre y la pasión de Cristo, para que nosotros, que ahora, en esta tierra le hemos servido, reinemos con Cristo en la otra vida” 

 San Crisóstomo  nos dice que “quien se consagra a Dios y a Cristo no desea el reino de esta tierra, sino el del Cielo” 

             San Agustín nos dice que “ se trata del reino que vendrá al final (...) ¿qué reino pides que venga? Aquel del que está escrito en el Evangelio: venid, benditos de mi Padre, recibid el reino que ha sido preparado para vosotros desde la fundación del mundo” 

 Con el comienzo de la Predicación del Señor, acaba una época de espera y da comienzo a otra de esperanza y de dicha por el anuncio que nos hace de la venida del Reino de Dios, para el que hay que prepararse e implicarse en una conversión de corazón y de penitencia y de aceptación del Evangelio. 

   Al comienzo de este primer capítulo podíamos leer: "Comienzo del Evangelio de Jesucristo"  (MC 1,2). Ahora leemos: "Llegó Jesús a Galilea predicando el Evangelio de Dios" (MC 1,14). Con esta afirmación, el Evangelista San Marcos está haciendo hincapié en la divinidad de Jesucristo. Jesucristo es verdadero Dios y verdadero Hombre. 

 También leemos otra frase del Señor: "El tiempo se ha cumplido" (MC 1,15). Con estas palabras Jesucristo viene a decir que la larga espera del pueblo judío ha llegado a su fin e invita a la penitencia y a la conversión  como condición para poder recibir el Reino de Dios. 

 "El tiempo se ha cumplido”; parece una frase amenazadora, de desesperanza y sentenciosa, pero es todo lo contrario, pues trae consigo  el cumplimiento de toda una promesa que había sido anunciada con anterioridad por los profetas y en la que el pueblo elegido descansaba en la esperanza.  “Tiene dos sentidos principales: la acción de Dios sobre la humanidad (reinado); y la humanidad sobre la que Dios reina (reino)... En el Evangelio “el reinado de Dios” se realiza en vida del individuo por la comunicación del Espíritu Santo; “el reinado de Dios”, realidad social, ase va construyendo con lo que lo han recibido”.     

Por antonio tapia
Monday 23 december 2013 1 23 /12 /Dic /2013 07:32

 En varios momentos del evangelio de San Marcos hemos visto la importancia que da el Señor a la Oración. La forma, filial, con la que se dirige al Padre; las formas de oración: de petición y de acción de gracia, de suplica y de sometimiento a la Voluntad del Padre. El Señor nos transmite con su ejemplo la vital importancia de la oración. 

 Pero la oración no es solo un acto de amor, sino también una actitud de fe del orante y así nos dice Jesús: “ Todo cuanto pidáis en la oración, creed que ya lo recibisteis y se os concederá” (Mc 11,24) El Señor sabe que frágil es la fe y lo pronto que somos a desesperarnos cuando no recibimos una u otra gracia al momento de pedirla. En la oración el  amor y la fe van íntimamente unidas. Al acercarnos al Padre para hablarle, estamos mostrándole un reconocimiento de amor filial, y en nuestras palabras ponemos la fe, sabedores que El está escuchándonos.  

 ¿Quiénes deben de orar?. La respuesta es todos, lógicamente, pero con más fuerza debemos abrazarnos a ella los que somos más frágiles; es decir quien sabe que su fe es quebradiza como un cuenco de arcilla; quienes caemos en los embates de las tentaciones. El santo, utilizará la oración, para mantenerse en esa santidad y poder hacer frente a las  insidias del maligno; los pecadores, para solicitar a Dios la fuerza necesaria para volver a su amistad. El Señor nos dice que todos debemos utilizar este acto de piedad filial; no pone barreras, dice tajantemente : “cualquiera” (Mc 11,23). 

 A la oración debemos acercarnos con fe, como si lo que pedimos ya nos hubiera sido dado por el Padre. Sin recelos. Sabe el Señor como de frágil es nuestra fe; pero nos pide un pequeño esfuerzo. 

 Santa Teresa de Jesús se dirigía así al Señor, arrojando sobre nosotros una luz, que disipe cualquier duda: “¡Oh Señor mío!, ¿por ventura será mejor callar con mis necesidades esperando que vos las remediéis? No, por cierto; que Vos, Señor mío y deleite mío, sabiendo las muchas que había de ser y el alivio que nos es contarlas a Vos, decís que os pidamos y que no dejareis de dar”.  

El Señor sabe cuales son nuestras necesidades, y bien podría solucionarlas sin que nosotros se lo pidamos; pero el ejercicio de la oración es un bien para el alma, pues el contacto con el Padre es un bien efectivo para el alma, tanto del que vive en gracia como para el que vive en pecado; a uno le hace seguir por la senda de la santidad y al otro, le acerca al camino de la conversión. Por otra parte el Señor quiere que nosotros nos acerquemos a pedirle, pues siendo la oración un dialogo de dos, al recibir las palabras del Padre, veremos mas claramente nuestros  fallos y los remedios para corregirlos. La oración hará de nosotros higueras fructíferas, pues nuestras obras serán regadas por la gracia de Dios. 

 Hágase tu Voluntad, le dice María al Señor. Abrahan, también responde al Padre con un gesto de fe. Deben ser, en primicia, María, y la fe de Abrahan, los espejos de la fe en las respuestas de nuestra vida a Dios.  

 Muchas veces el pecado anula la capacidad y la disposición de la persona a orar. El engaño del maligno ha hacernos creer que al vernos manchados por el pecado el Señor no nos va a escuchar, y surte efecto en sus planes de separación del alma humana de Dios. El pecado hace que no nos atrevamos a levantar los ojos hacia lo alto. En la parábola del hijo pródigo, el Señor nos da respuesta para que deshechemos este engaño. El  ha venido a sanar a los enfermos, y enfermo es el pecador. Es la oración el mejor bálsamo para el restablecimiento de la amistad con Dios, pero eso nuestro primer paso ha de ser acercarnos a Él por medio de la oración de reconocimiento y de petición de perdón.

Por antonio tapia
Sunday 22 december 2013 7 22 /12 /Dic /2013 06:36

 Galilea es la región norte de Palestina. Está atravesada por el río Jordán. En su parte central encontramos el Mar de Galilea (lago de Tiberiades). Entre otras está formado por las poblaciones siguientes: Cesarea de Filipo, Cafarnaún, Betsaida, Corazaín, Gerasa, Magdala, Caná, Nazaret, Naín. Hacia el sur nos encontramos con el Monte Tabor, hacia la zona central el Monte de las Bienaventuranzas y al norte el Golán.

          El primer hecho que nos narra San Marcos es el de la tempestad calmada:

 Y se levantó una gran tempestad de viento, y las olas se echaban encima de la barca, de manera que se inundaba la barca. Él estaba en la popa durmiendo sobre un cabezal, entonces lo despiertan, y le dicen: Maestro, ¿no te importa que perezcamos? Y levantándose, increpó al viento y dijo al mar: ¡Calla, enmudece! Y se calmó el viento, y se produjo una gran bonanza” (MC 4, 37-39)

 

          Jesucristo es verdadero Dios y verdadero Hombre. Jesús siente sueño y cansancio, tiene necesidad de dormir. Duerme tranquilamente. En otras ocasiones veremos a Jesús que llora ante la pérdida de un amigo y en el momento de ir a resucitarle. También tendrá hambre y sed. De su niñez los evangelistas nos cuentan pocas cosas, pero Jesús colabora con sus padres en las tareas de la casa, ¿porqué no pensar en los amigos que tuvo y con los que sin duda jugó? San Lucas en su Evangelio nos dice Y Jesús crecía en sabiduría, en edad y en gracia delante de Dios y de los hombres” (Lc 2, 52). San Lucas nos indica que Jesús iba creciendo como uno de nosotros, reforzando así la naturaleza humana del Señor. “Los conocimientos adquiridos por su entendimiento humano a partir de las cosas sensibles y de la experiencia de la vida”.

 

          Existia una creencia judía que consistía en atribuir al mar una simbología de los poderes demoníacos, lo que nos acerca al miedo de los Apóstoles a aquella tempestad, que no sería la primera, sobre todo para aquellos que estaban familiarizados con la pesca.

 

          A pesar de los prodigios que habían visto hasta esos momentos, los discípulos no acertaban a ver en Jesús al Hijo de Dios. Tienen miedo, y ese miedo les hace no fijarse en la tranquilidad de Jesús. ¿Tal vez se sentían abandonados? Los discípulos nos representan a nosotros. Nuestra falta de fe hace que muchas veces nos dejemos vencer por la tentación del miedo, de sentirnos abandonados por el Señor. Pero Jesús, el Señor, volverá todo a la paz. Pero ni siquiera aquí descubren quien es; sino que se preguntan con asombro: “¿Quién es éste, que hasta el viento y el mar le obedecen?” (MC 4, 41)

 

          San Alfonso María Ligorio nos dice a este respecto que “así como la nave que atraviesa el mar, está sujeta a miles de peligros, corsarios, incendios, escollos y tempestades, así el hombre se ve asaltado en la vida por miles de peligros, de tentaciones, de ocasiones de pecar, escándalos o malos consejos de hombres, de respetos humanos y, sobre todo, por las pasiones desordenadas... No por eso hay que desconfiar ni desesperarse”,

 

          Los discípulos en plena zozobra acuden a Jesús; los discípulos nos representan a toda la humanidad. Este pasaje nos enseña que también nosotros debemos acudir al Señor por el pecado, la falta de fe suman nuestra alma en la zozobra. Es el Señor quien nos podrá sacar de esa situación, acudiendo a Él y a traves del sacramento de la Penitencia que nos devolverá a la luz y a la gracia, devolviendo al alma la calma y la bonanza, la Paz que proviene de Dios. Una vez sobrevenida la calma hemos de procurar mantenerla por medio de la oración y la práctica de los sacramentos, medio que hace que se mantenga encendido el fuego de la fe.

 

          La Cuaresma es un buen momento para el cambio, para evitar que el barco se meta en una zozobra peligrosa; es tiempo para pensar, para meditar y mantenerse unos y volver otros a la práctica de la oración y de los sacramentos. Es buen momento para el sacramento de la Reconciliación y que hoy nos recordaba la parábola del hijo prodigo en la Misa.

 

 

 

Por antonio tapia
Saturday 21 december 2013 6 21 /12 /Dic /2013 07:43

5.- Sobre las uniones de personas del mismo sexo:

a) ¿Existe en vuestro país una ley civil que reconozca las uniones de personas del mismo sexo equiparadas de alguna manera al matrimonio?

Bajo el régimen del socialista Rodriguez Zapatero, se aprobó una ley que reconocía las uniones de personas del mismo sexo. También se inentó que estas uniones pudieran adoptar niños, como medio de crear una nueva forma de familia.

Yo no puedo criticar, ni Tampoco lazar una persecución, ni de palabra ni de hecho contra personas que sienten ser lo contrario a como han nacido: transexuales, lesbianas,.. porque son igualmente hijos de Dios. Pero diferente es reconocer el sentido de familia o de matrimonio porque es contrario a la Ley Natural, creada por Dios.

Esta ley del señor Zapatero ha querido equipararla a la familia nacida en aquel portalico de Belén, que reconocemos como la Sagrada Familia y que es la base de la sociedad.

No soy quien, como cristiano quien para condenar a estas personas, ni a rechazarlas como inquisidor. Son también nuestro prójimo y de precisar cualquier tipo de ayuda, debemos de ofrecérsela, aplicando aquella parábola que el Señor nos ofrece, la del buen samariano.

Queramos o no, son hermanos nuestros y habremos de tenderles la mano tarde o temprano, que no quiere decir reconocer este tipo de uniones

 

b) ¿Cuál es la actitud de las Iglesias particulares y locales tanto frente al Estado Civil promotor de uniones civiles entre personas del mismo sexo, como frente a las personas implicadas e este tipo de unión?

 

La Iglesia ha rechazado, desde e punto de vista de la Ley natural, dentro de la oral católica su rechazo, pero no le cierra las puertas al diálogo, como tampoco los condena con la excomunión y, supongo, que de hacerlo estará dispuesta a levantarles la pena, porque la misión de la Iglesia es la de salvación de todos sus hijos.

El gobierno del señor Zapatero, y especialmente el Señor Zapatero ha ido desde el primer momento de su gobernación contra la Iglesia. Por lo tanto ha incitado, ha sido el incitador de la existencia de esta Ley y de otras leyes que atentan contra la moral.

¿Puede condenarse un transexual, un tavesti, una lesbiana?. El cumplimiento de la Ley natural, de la que sale el sexto mandamiento, afecta igualmente a todos: cristianos y no cristianos; su incumplimiento, aunque no se sea creyente e toca de lleno. Todos estamos llamados a cumplirlo. El mantenimiento del orden sexual no es solo para los cristianos; la Ley Natural llama a todos, de lo contario permitiría a unos incumplirla. Un budista debe observarla, un musulman igualmente. Por tanto, un hombre o una mujer que se sienten contrarios a lo que son, deben guardar la castidad. Es decir si un cristiano, rompe con el sexto mandamiento puede condenarse y un tansexual que guarda la castidad. Puede salvarse. Eso es competencia de Dios y o nuestra.

 

c) ¿Qué atención pastoral es posible tener hacia las personas que han elegido de vivir según este tipo de uniones?

La Iglesia debe hacerles un llamamiento, debe de mantener relaciones para que no terminen de separase definitivamente. Debe realzar un acercamiento sereno y con los brazos abiertos, para acogerlos. De ello depende la salvación a la que tienen derecho, pues para ellos también bajo el Señor y para ellos se alzó e la Cruz.

Por otra parte quienes formamos parte de la Iglesia Militante también debemos acogerlos  y no rechazarlos, pues de ello habremos de rendir cuentas

Por antonio tapia
Friday 20 december 2013 5 20 /12 /Dic /2013 06:45

JUAN EL BAUTISTA      

Comienzo  del Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.   2 Como está escrito en el profeta Isaías:   He aquí que yo envío a mi mensajero, para que te   Preceda, y prepare tu camino.   3 Voz que clama en el desierto:   Preparad el camino del Señor,   Enderezad sus sendas. la  preparación del ministerio de Jesús se recoge en los versículos 1 al 13. Comienza con una afirmación rotunda: "Evangelio de Jesús Hijo de Dios" (MC 1, 1-2). Jesús nos trae la Buena Noticia, el feliz acontecimiento de la Salvación. Jesús es el Mesías, el esperado, el anunciado por los profetas, así nos lo  anuncia San Marcos con este comienzo de su Evangelio. Marcos nos transmite ese mensaje, el de la predicación de la Buena Nueva por Jesucristo, el Hijo de Dios, que ya los Profetas habían anunciado, tal como nos lo recuerda en este comienzo San Marcos con unos versículos el Profeta Isaías: 
  Una voz clama:   Abran el camino a Yavhé en el desierto   En la estepa tracen una senda para Dios   Que todas las estepas sean rellenadas


 San Marcos nos trae al último Profeta, el que va a dar  paso a la Palabra de Dios, a Jesús, el Mesías el esperado. 
   Los textos evangélicos poco nos dicen de Juan El Bautista. Sabemos que el Arcángel San Gabriel anuncia a María que Isabel, su prima, iba a dar a luz a un hijo, a pesar de su ancianidad, porque " para Dios no hay nada imposible" (Lc 1,37); Su padre era Zacarías, sacerdote del Templo. De su vida pública nada nos dicen. Sólo, poco antes del Bautismo de Jesús en el río Jordán. 


  Apareció Juan el Bautista en el desierto..." (MC 1,4)   Apareció Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea. (Mt 3,1)   Vino la Palabra de Dios sobre Juan, hijo de Zacarías en el desierto. (Lc 3,2)  


 En el inicio de este capítulo comienza con una cita bíblica de extraordinaria importancia: la promesa del envío de un MENSAJERO, un precursor del MESÍAS. Va a ser un precursor que va a dejar oír su voz y que va a producir extraordinarias consecuencias en las gentes de aquellos lugares: arrepentimiento y bautismo, que equivalen a conversión, a cambio de vida, de una vida de pecado a otra dirigida a Dios. 


 Los estudiosos bíblicos nos dicen que el inicio con que comienza Marcos su Evangelio es la unión de dos textos distintos: uno de Isaías y otro del Éxodo. Isaías 3.1: Mira, envío un ángel/mensajero, y vigilará el camino delante de mí; Exodo 23,20: Mira, yo envío, mi ángel/mensajero delante de ti para que te guarde el camino y te introduzca en la tierra que he preparado  


1.1.-  ¿Quién es Juan el Bautista?. Los Esenios.  


 ¿Pero quién es Juan?. Ya hemos dicho que es hijo de Zacarías e Isabel. Juan es ese ser que aún dentro del seno materno de Isabel, salta de gozo, cuando María acude a verla y a anunciarle el feliz acontecimiento. Los textos evangélicos nos lo sitúan en el desierto.  Tal vez esa sea la causa de que muchos estudiosos de los evangelios lo centren dentro de la comunidad religiosa de los Esenios, en Qumram, por su forma de vida espiritual en el desierto. 


 De la vida de los Esenios tenemos noticias por célebres historiadores como Flavio Josefo, Plinio el Viejo y Filón de Alejandría. ¿Quiénes eran? ¿Qué vida llevaban?  Desarrollaban su vida en Qumram, localidad que se encontraba situada a orillas del Mar Muerto, en la parte noroccidental.  De Qumram se comienzan a tener noticias desde los hallazgos arqueológicos producidos en el año 1947. Se desarrolla  su vida desde el año 140 antes de Cristo hasta el año 60 después de Cristo, ya que será destruida por las legiones de Vespasiano durante la primera revuelta judía. Aquí desarrollaban su vida los Esenios. 


 Llevaban una vida de aislamiento de la sociedad de su tiempo. Era una comunidad cerrada, pero perfectamente organizada, con una férrea disciplina. De vida ascética y una fuerte exigencia moral. Plinio el Viejo nos dice, entre otras coas que: " no tienen mujeres, porque han renunciado enteramente al amor, carecen de dinero, afluyen en gran número los que, cansados de las vicisitudes de la fortuna, la vida orientan hacia la adopción de sus costumbres". 


 Propugnan el celibato, lo que constituye una novedad dentro de la comunidad judía y del judaísmo. Observan por tanto con rigidez la pureza y sus rituales: visten de blanco, la comida en común, el baño en ritual.  
 Dentro de los hallazgos de Qumram se encontró la Regla de la Comunidad Esenia, himnos, vida interna, organización, oraciones. Con el tiempo se volverán hostiles hacia el sacerdocio de  Jerusalén,  llegando a considerar al sumo sacerdote como sacerdote impío. Para los esenios el maestro de justicia  será el jefe espiritual en oposición al sumo sacerdote. 


   Algunas características típicas Esenias hacen que se coloque  a Juan el Bautista dentro de esta comunidad; entre estas podemos citar: el hecho de que  en el desierto era donde residía el bullir de la vida religiosa. Marcos nos describe uno de estos aspectos: "Juan llevaba un vestido de pelos de camello y un ceñidor de cuero a la cintura, comía langostas y miel silvestre" (MC 1, 6), que son los rasgos del hombre de oración retirado al desierto. 
 Los profetas vestían también con vestidos de pelo de camello; el ceñidor de cuero que se nos describe en el Evangelio de San Marcos, era un rasgo distintivo del  Profeta Elías. Algunos estudiosos de la Biblia tratan de buscar algún tipo de comparación con este Profeta. 

 
 También San Marcos nos describe los alimentos que tomaba San Juan Bautista. Según las descripciones de la vida de aquel tiempo  las langostas, o saltamontes, eran un alimento común, ya que podían obtenerse en el mercado “y solían comerse saladas o no”. Referente a la miel silvestre, hay diversas consideraciones, para unos procedía de las abejas silvestres, para otros de los dátiles, para otros de los higos silvestres. Por tanto no eran comidas singulares de un hombre retirado del mundo y dedicado a la oración; ya que estaban a disposición de todos, lo que no quita mérito a San Juan Bautista, ya que su alimentación se ceñía casi exclusivamente a este tipo de alimentos, mientras que los demás disponían de variedad: carnes, pescados, frutas. Su alimentación era la de una persona que vivía sobre el terreno, ajena al lujo y a la comodidad.  


 “La dieta de Juan no era, por tanto, desacostumbrada para sus contemporáneos ni propia de un asceta; es la de un nómada que vive sobre el terreno. Indica su independencia  y su separación de la sociedad”. Esto puede recordarnos a ese gran Santo, amante de la pobreza Evangélica, que supo llevar el Evangelio a su vida, San Francisco de Asís. Es injusto ver en la actitud de San Francisco de Asís ante su padre, como la actitud de un hombre iracundo, que tras un rasgo de ira pretendió romper públicamente con su aquel, cuando le devuelve las ropas, ante la actitud del padre. Está clara una actitud de ruptura con la posesión, como nexo con el mundo. El auténtico servicio a Dios es la ruptura con todo aquello que puede suponer un obstáculo de nuestro acercamiento a Dios. San Francisco lo vio claro. San Juan Bautista lo vio claro y pudo dedicarse a la misión que Dios le  había encomendado desde la eternidad, libre de cualquier atadura mundana. La auténtica libertad es el mejor camino para  poder servir al Señor. 


 Dentro de todas las conjeturas, sabemos con certeza que Juan el Bautista era el mensajero del que se nos habla al comienzo del Evangelio de San Marcos y del que habla el Profeta Isaías. Pero no un simple mensajero; es nada más y nada menos el que nos enlaza con el mensaje de la Salvación y con Aquel que nos lo trae: Jesucristo.    
1.2.- El Bautismo que predicaba  Juan el Bautista   


 Juan el Bautista predica  "un bautismo de penitencia para el perdón de los pecados" (MC 1,4). Este Bautismo nada tiene que ver con el Bautismo cristiano, sino que se trata un rito de penitencia. Tampoco este tipo de bautismo era una novedad, ya que parece existía algún tipo de forma de bautismo tanto en Israel como en la comunidad Esenia. Esta forma de bautismo alcanzaba  un tipo de pureza legal. 


           Leemos que muchos acudían a Juan el Bautista "y eran bautizados"..."confesando sus pecados". Tampoco esta confesión tiene nada que ver con el Sacramento de la Penitencia cristiana, instituido por Jesucristo; es, también un rito, pero que sin duda agradaba a Dios ya que suponía un arrepentimiento de los pecados cometidos.  
 Juan el Bautista surge “predicando un bautismo de penitencia para el perdón de los pecados” (MC 1,4) como nos describe  San Marcos. Para la tradición judía sabemos que se ofrecen otras formas de penitencia como son los sacrificios de expiación; sin embargo San Juan Bautista ofrece otro medio más efectivo: el bautismo de penitencia, ya que en este paso interviene la voluntad de cambiar, un deseo de conversión. Tal vez San Juan Bautista quiere indicarnos que el bautismo de conversión implicaba más que los ritos judíos, ya que éstos, como veremos a lo largo del Evangelio de San Marcos como en los de los otros evangelistas, se habían desproporcionado en sus auténticos sentidos y habían llegado a tiranizar a los judíos de tal forma que el hombre dependía de los ritos. 

 
 Por tanto, el bautismo se utilizaba en el judaísmo como símbolo de un cambio decisivo de la persona, en todos sus aspectos. De aquí el hombre viejo que da paso al hombre nuevo. El hombre viejo es el hombre alejado de Dios, que muere dando paso al hombre nuevo, el que a través del bautismo de penitencia regenera su vida dirigiéndola a Dios. 
 
 Dentro de la predicación de Juan el Bautista nos encontramos con el anuncio de la venida de Jesús, invitando  a que  se prepararan a través de la penitencia y del arrepentimiento, además les anuncia un nuevo bautismo, un bautismo diferente que ya no va a ser sólo de agua sino " en el Espíritu Santo" (MC 1,8). Como indicamos antes, el bautismo que practicaba Juan no era el Bautismo cristiano, sino un rito por el cual los que acudían, por sentirse pecadores, mostraban un deseo de cambiar su vida y la orientaban hacia la conversión. Juan ahora les predica la llegada de uno que los bautizará no en el agua, sino en el Espíritu. Juan está hablando de Jesús y del que será el Bautismo cristiano, instituido por el mismo Cristo. 


 El Bautismo de Juan significaba la gracia; el Sacramento del Bautismo no sólo significa la gracia sino que confiere la gracia santificante que nos borra el pecado original, además de hacernos hijos de Dios y miembros de pleno derecho de la Iglesia de Cristo.

Por antonio tapia
Thursday 19 december 2013 4 19 /12 /Dic /2013 07:07

 

 En aquellos días, reunida  de nuevo una gran muchedumbre que no tenía que comer, llamando a los discípulos les dice: 2  Siento profunda compasión por la muchedumbre, porque ya hace tres días que permanecen junto a mi y no tienen que comer; 3 y si los despido en ayunas a sus casas desfallecerán en el camino, pues algunos han venido desde lejos. 4 Y le respondieron sus discípulos: ¿Quién podrá abastecerlos de pan, aquí en el desierto? 5 Les preguntó: ¿Cuántos panes tenéis? Ellos dijeron: Siete. 6 Y ordenó a la multitud que se acomodase en el suelo. Tomando los siete panes, después de dar gracias, los partió y los fue dando a sus discípulos para que los distribuyeran; y los distribuyeron a la muchedumbre. 7 Tenían también unos pocos pececillos; después de bendecirlos, mandó que los distribuyeran. 8 Y comieron y quedaron satisfechos, y recogieron de los trozos sobrantes siete espuertas. 9 Los que habían comido eran alrededor de cuatro mil; y los despidió. 


 Un nuevo e impresionante pasaje nos trae como comienzo este octavo capítulo el evangelista San Marcos. La segunda multiplicación de los panes y de los peces. Si recordamos, en la primera el gentío estaba absorto en la predicación del Señor; en esta segunda, las gentes llevaban al lado de Jesús desde  hacía tres días. 


 Al calor de la palabra de Jesús, cerca de él, casi en su regazo, ¡qué gusto debe dar!. Tres días junto a él, diríase que no se querían marchar. Sus palabras llenaban el corazón necesitado de las gentes, igual que llenan  nuestros corazones.  


“Y no tienen nada que comer” (MC. 8,2).  Jesús vino a eso, a darnos de comer, otro pan muy diferente, un pan que llena el alma, el corazón y da fuerzas para seguir en el camino, pues “no sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mt 4, 4). El Señor les da el alimento espiritual que precisan, que les llena, que los anima y enamora. Mas tarde nos dejará el alimento sacramental para llenarnos de Él. Se dejará a sí mismo en las especies del pan y del vino que se convertirán por el milagro de la transubstanciación en su verdadero Cuerpo,  Sangre, Alma y Divinidad.  
 
 Al lado de Jesús ni el frío nocturno del desierto, ni los calores del día hacen mella en las personas, porque a su lado no existe el desierto vacío, ni la oscura noche. El Calor de Jesús, de Cristo sacramentado en el alma, cura, restaña y da energías al aterido. 


 Nada tienen que ver una y otra multiplicación de los panes; por tanto no se trata de una repetición del milagro. Nos enseñan que “Hay varios detalles que nos indican que la primera se realizó entre judíos, y la segunda entre una asamblea de griegos; es decir, de cultura griega; ajena a la fe de los judíos” 


 Este pasaje nos enseña, también, que la perseverancia en el bien, en las buenas obras, en el seguimiento de Cristo, es del agrado de Dios, virtud que no queda sin premio. Durante varios días siguieron a Jesús y los premió. 
 Otra vez, el Señor les indica que hay que confiar en la Providencia Divina. En este pasaje vemos que los Apóstoles habían olvidado lo sucedido durante la primera multiplicación de los panes y de los peces, que le preguntan: “¿Quién podrá abastecernos de pan aquí en el desierto?” (MC 8, 4); o tal vez no esperaban un segundo milagro del Señor. 


 “Tomando los panes, después de dar gracias, los partió”(MC 8, 6). Jesús se pone en manos del Padre. Otra vez nos hace esta indicación. Para lo grande y para lo pequeño, para las alegrías y las tristezas, estar junto a Dios, ponerse en sus manos. Jesús da gracias por aquellos siete panes. Demos las gracias por lo mucho, pero también por lo poco. El Señor siempre pondrá lo necesario.

 

 

 
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados